Metadata and Analytics

Actions
La sequía obliga a implantar restricciones nocturnas de agua en algunas localidades de la Sierra
  • Not Featured
  • Angel Cervantes Velarde
  • Angel Cervantes Velarde

La sequía obliga a implantar restricciones nocturnas de agua en algunas localidades de la Sierra

Actions

La sequía obliga a implantar restricciones nocturnas de agua en algunas localidades de la Sierra

27-Jun-2022

Higuera, Puerto Moral, Valdezufre, La Umbría y Jabuguillo quedarán sin suministro de 1 a 6 de la madrugada, excepto los fines de semana

Giahsa realiza además aportes de agua en camiones cisternas e intensifica tanto las campañas de sensibilización como la detección de averías y fraudes

Las previsiones se han cumplido. La prolongada sequía, el aumento del consumo y el déficit en materia de infraestructuras de abastecimiento han llevado las reservas de agua en algunos puntos de la Sierra a una situación límite, lo que obliga a activar medidas excepcionales. Desde este lunes, los municipios de Higuera de la Sierra y Puerto Moral, junto con las aldeas de Valdezufre, La Umbría y Jabuguillo, pertenecientes a Aracena, quedarán sin suministro durante la madrugada, de una a seis, excepto los fines de semana.

Esta es una de las medidas que ha acordado Giahsa con los respectivos ayuntamientos, después de analizar la situación actual y las perspectivas para el verano, con objeto de garantizar el abastecimiento a la población en las mejores condiciones posibles. Los cuatro núcleos se unen así a Santa Olalla del Cala, que sufre restricciones en el suministro durante la madrugada de forma ininterrumpida desde el verano pasado.

El horario acordado tiene por objeto permitir la recuperación de las reservas en depósito durante las horas nocturnas ocasionando el menor perjuicio tanto a los habitantes como a los negocios, garantizando que durante el fin de semana puedan desarrollarse las actividades económicas y de ocio con normalidad.

La insuficiente recarga de los acuíferos por escasez de lluvias, el aumento de la temperatura y el incremento de consumos propio de la época estival son los detonantes de la situación. La ausencia de las infraestructuras necesarias de abastecimiento que se vienen demandando desde hace décadas convierten en “estructural” un problema que debería ser “coyuntural”, y que se irá agravando año a año hasta que toda la Sierra pueda disponer de agua superficial en lugar de depender de pozos y captaciones.

Aportes insuficientes

Estas captaciones se vuelven insuficientes ante cualquier contingencia. Así, según los informes técnicos de Giahsa, la capacidad del aporte principal, el Pozo 2 de Puerto Moral, se ha reducido drásticamente en un 56% pasando de 15 litros por segundo a 8,5, y en similar situación se encuentran otros pozos del sistema.

En este estado, los datos indican que en estos momentos el total de aportes para la zona es de 873 metros cúbicos diarios, mientras que el consumo que se está registrando es de 893 metros cúbicos diarios, que se dispara los fines de semana hasta los 950. Es decir, el sistema sufre un déficit cada día de 20 metros cúbicos y de 77 durante los días del fin de semana.

Medidas adicionales

Para superar esa situación, se han establecido dos tipos de medidas: unas encaminadas a aumentar los recursos disponibles y otras dirigidas a reducir el consumo. Entre las primeras, además de las restricciones de madrugada, por parte de Giahsa se han puesto en marcha aportes mediante camiones cisterna, una solución costosa pero necesaria ante la falta de otras alternativas que se vienen reclamando a las administraciones competentes.

Respecto a la reducción de los consumos, la empresa pública de la Mancomunidad de Servicios plantea como principales ejes reforzar las tareas que se desarrollan desde hace tres años en cuanto a localización de averías y fugas, así como la detección y eliminación de situaciones de fraude.

De igual forma, aunque desde hace varios años Giahsa viene desarrollando una intensa labor de concienciación a la ciudadanía sobre el consumo responsable de agua, en los últimos meses se han intensificado las campañas publicitarias y los mensajes en redes sociales. Precisamente en estos días se está realizando el buzoneo de 35.000 folletos casa por casa en toda la Sierra con el lema “Gota a gota, el agua se agota”, y se están distribuyendo 15.000 pegatinas con consejos para la reducción del gasto de agua para que los usuarios los coloquen en sus hogares a modo de recordatorio en grifos, cisternas y electrodomésticos.