Metadata and Analytics

Actions
La problemática del mal uso de las toallitas húmedas mantiene en jaque a las empresas de agua y saneamiento
  • Not Featured
  • Angel Cervantes Velarde
  • Angel Cervantes Velarde

La problemática del mal uso de las toallitas húmedas mantiene en jaque a las empresas de agua y saneamiento

Actions

La problemática del mal uso de las toallitas húmedas mantiene en jaque a las empresas de agua y saneamiento

16-Dic-2021

Giahsa apela a la concienciación y la colaboración ciudadana para paliar los graves efectos provocados por los atascos

La empresa pública Giahsa, ante la proximidad de las fechas navideñas, ha querido realizar un nuevo llamamiento a la ciudadanía ante el agravamiento de la problemática del mal uso de las toallitas higiénicas, un producto no biodegradable y que, en consecuencia, no debe en ningún caso desecharse a través del inodoro. "El incremento del volumen de las toallitas húmedas que se arrojan al WC es, por desgracia, un hecho muy delicado que nos ocupa y preocupa cada vez más", ha explicado el director ejecutivo, Manuel Domínguez Limón, para quien una de las claves radica "en la información, que redundará a posteriori en la concienciación y la colaboración ciudadana, en el sentido de ayudar a entender que de ningún modo una toallita higiénica es un producto biodegradable y que, por lo tanto, debe ir en primera instancia a una papelera para posteriormente, depositarse como un residuo sólido urbano más en su correspondiente contenedor".

En esa línea de trabajo, Giahsa está abierta a la ciudadanía para que, a través de distintos tipos de iniciativas, puedan conocer de primera mano la grave problemática que presentan infraestructuras e instalaciones de saneamiento y depuración. "Algunos colectivos nos ha trasladado el interés por trazar una línea de colaboración a través de campañas de difusión y sensibilización entre los usuarios. Todas las partes entendemos -ha agregado Domínguez- que ese es el camino correcto, por lo que comenzaremos a estudiar las posibilidades para fomentar el uso de papeleras en los inodoros de las viviendas y tratar de paliar el problema de los atascos en la primera fase del mismo".

Impacto económico y medioambiental

Tomando en consideración que el promedio de consumo de toallitas higiénicas por habitante y año se sitúa en torno a los 15 kilos, el sobrecoste ocasionado por su mal uso en las redes de saneamiento puede establecerse entre los cuatro y seis euros por habitante, el equivalente a 230 millones de euros anuales. Las toallitas que indebidamente se arrojan al inodoro tienden a retenerse en las paredes de las redes de alcantarillado y colectores, formando madejas cuyo tamaño va en función de los diámetros de dichas tuberías. Cuando el caudal del agua de saneamiento se incrementa, en especial en los casos de lluvias de cierta intensidad, se producen los arrastres de las madejas que terminan por provocar atascos en acometidas particulares o de comunidades vecinales, colapsos en los sistemas de saneamiento y alcantarillado público, en las estaciones de bombeos, de pluviales y en las rejas y tamices de las estaciones de depuración (EDARs).

En el caso de las poblaciones costeras, cuya orografía hace necesaria la existencia de muchas estaciones de bombeo, a los costes económicos hay que añadir otros problemas, como los organizativos de explotación, ya que se precisa mucha mano de obra extra para atender los atascos provocados por lluvias, o los de carácter medioambiental, con posibilidades de vertido de las toallitas a cauces o al mar. Dado que la mayor parte de la superficie de los cascos urbanos dispone de red unitaria, tanto para aguas pluviales como para residuales, el incremento del riesgo de inundaciones en casos de lluvias intensas es mucho mayor.